Advertisement

Sigue las instrucciones de este fragmento de un documental de la BBC sobre cómo vemos el color. Verás una foto en blanco y negro del castillo de Dunstanburgh, luego mira la imagen en color falso, fijando la vista en el punto central durante unos 15 segundos. Esta imagen, se explica, está “adaptando los receptores de luz de tus ojos a los diferentes colores de la imagen”. Cuando vuelva a aparecer la imagen original, la verás en color durante unos segundos.

Explicación: Tenemos tres tipos de conos en nuestros ojos, sensibles a las ondas de luz asociadas a los colores verde, rojo y azul. Cuando nos exponemos a una gran cantidad de luz de un determinado color, estos conos se fatigan y dejan de responder temporalmente. Cuando volvemos a ver la imagen en blanco y negro, solo actúan los conos que no están fatigados, por lo que vemos los colores complementarios a los “fatigados” durante unos segundos.

El efecto fatiga explica otras ilusiones muy conocidas, como esta que se ha compartido cientos de veces en Twitter desde hace ya casi dos años. Solo hay que mirar fijamente los puntos de la nariz durante unos 15 o 30 segundos y luego mirar al techo (o a cualquier superficie blanca). Parpadear ayuda, pero no es indispensable.

Advertisement

No hay comentarios

Dejar respuesta